Prólogo

No sé el verdadero motivo que impulsó a Raúl Castro a pedirme escribir este prólogo. Imagino que nuestra relación en el CSBM −un centro de investigación de la industria del deporte en el que colaboramos− le debió convencer de la forma en cómo afrontamos los problemas, o quizás fue nuestro pasado en el deporte, o porque habrá visto que escribo a menudo en mi blog y en algunos periódicos... Pero no me importa, ni se lo pregunté cuando me escribió pidiéndomelo. Le dije que el tema del que me habló me entusiasmaba y enseguida me mandó el texto. Lo leí y me emocioné, le llamé para felicitarle porque el texto me había conmovido y aquí me encuentro escribiendo este prólogo.

Durante la lectura del texto me he sentido muy identificado. Yo no ...

Get La puerta abierta now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.