Pocas personas en el mundo han nacido con la facilidad de palabra de Tony Robbins. Cuenta este hombre que, cuando era pequeño y su padre había abandonado el hogar, todos los novios que conocía su madre huían espantados porque el niño no paraba de hablar.

Robbins tuvo una infancia bastante precaria. Pasó hambre, vivió de la caridad ajena pero cuando tenía unos 20 años conoció a un hombre que le enseñó a caminar sobre las brasas. Eso no da de comer a la mayoría de las personas pero a Tony sí. Porque lo que le enseñó John Grinder fue el poder de la sugestión: la mayor parte de los problemas proceden de tus esquemas mentales, de modo que si cambias de esquemas, cambiarás la percepción de la realidad. ...

Get Las once verdades de la comunicación now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.