1.

Llegando a Finisterre

El cabo Finisterre suele ser el destino final del Camino de Santiago, la famosa peregrinación al santuario del apóstol en la catedral de Santiago de Compostela, en España. Los peregrinos caminan 90 kilómetros más para llegar al cabo, rodeado de altos acantilados que descienden hasta el Atlántico, también conocido en la Edad Media como mare tenebrosum, o «mar oscuro». La preciosa y espectacular península se llama acertadamente finis terrae, expresión del latín que significa «el fin del mundo».

Finisterre es el límite de todo lo conocido, un lugar misterioso. Es una frontera que separa nuestra realidad actual, con la que nos sentimos cómodos, de lo que es extraño, inexplicable, lo que está por descubrir y que quizá no ...

Get Not Knowing now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.