Tenía aquella esfera entre sus manos, era suya, así estaba indicado en el testamento de su abuelo. ¿Para qué quería ese chisme? ¡Vaya diversión! Pero lo más inquietante era lo que ponía en aquella carta envuelta en un bonito sobre, cerrado y con su nombre escrito en letras góticas: «Para mi nieto...».

«Mi querido nieto, esto que te dejo es mi posesión más preciada, trátala bien… Sólo haz girar la rueda de la esfera si crees que puedes mejorar algo que haya pasado… Ten cuidado porque el tiempo podría correr en tu contra si no le das un buen uso…».

Volvió a observar la esfera tras abrir la caja negra en la que estaba escondida. La sostuvo entre ...

Get Relatos humanos now with the O’Reilly learning platform.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from nearly 200 publishers.