Reglas de oro
 
 

1. La reflexión es fuente de conocimiento. Tenemos que reservarnos todos los días treinta minutos

La diferencia entre las personas reflexivas y aquellas que actúan desde la impulsividad es tan importante a nivel profesional que frecuentemente marca la frontera entre el éxito y el fracaso.

Confucio decía: «Aprender sin reflexionar es malgastar la energía».

A pesar de ello, aunque nos pueda costar creerlo, hay muchas, muchísimas personas que pasan por la vida sin apenas reflexionar. Si las examinásemos en profundidad, veríamos que la mayoría de estas personas «poco reflexivas» presentan una serie de características comunes:

  • Tienden a ser impulsivas en sus conductas.
  • Tienen una visión y actuación a muy corto plazo. ...

Get Trabajar sin sufrir now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.