Según un proverbio chino: «Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces por dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona».

El nivel de formación que alcancemos dependerá, en gran medida, de cada uno de nosotros. Podemos haber leído mucho y haber interiorizado poco, pero la lectura hecha desde la reflexión nos prepara, entrena y facilita el aprendizaje del conocimiento.

No obstante, recordemos las palabras de Séneca: «No aprendemos gracias a la escuela, sino gracias a la vida».

Hay un aprendizaje formal y otro informal. Seguramente este último es el más importante, pues es el que realizamos desde nuestra capacidad de observación, ...

Get Trabajar sin sufrir now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.