11

Palabras al servicio del poder

Con la llegada de los bolcheviques se instauró también una dictadura del lenguaje –paralela a la política, social y económica– que sería luego remedada por muchos regímenes inspirados en el marxismo. Ya no habría ministros, sino comisarios del pueblo. Ya no habría Gobierno, sino sóviet de los comisarios del pueblo. Y ya no habría clamor por la democracia, sino un Gobierno fuerte, enérgico y radical al servicio del proletariado.

John Reed, el norteamericano comunista ya citado, escribió Diez días que estremecieron el mundo, un libro trufado de descripciones exultantes sobre el modo de actuar de los bolcheviques, como si hubieran sido respetables caballeros en cada una de sus actuaciones. Es un portentoso prototipo ...

Get ¡Camaradas! De Lenin a hoy now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.