El mundo se mueve, no permanece estático, de modo que el que no se mueve quedará pronto fuera de juego. Visto así, innovar es una necesidad. Pero además de esto, es la preocupación por innovar lo que nos ha permitido salir de las cavernas, y prosperar, al menos en lo físico. El bienestar nos llega como consecuencia de la innovación. En este caso, innovar ya no es una necesidad, sino que además un objetivo deseable. El mundo no sólo se mueve, sino que además mejora. Pero, en sentido estricto, innovar no es una necesidad de primer orden, hace siglos que el ser humano tiene sus necesidades básicas cubiertas. Innovar es una potestad humana voluntaria. ...

Get De la fregona al Airbus now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.