El debate sobre si cualquier persona puede ser creativa o puede tener una idea aceptable está a la orden del día.

Está claro que los enfoques alocados y sin rumbo del tipo «Venga, chicos, dadme vuestras ideas más disparatadas» no funcionan.

La verdadera creatividad debe estar muy dirigida y ser disciplinada y capaz de resistir un escrutinio profundo.

En general, no podemos estar brillantemente inspirados todo el día, pero podemos aprender cómo surgen algunas de las mejores ideas.

Podemos intentar recrear dichas condiciones para generar nuestra ...

Get El libro de las grandes ideas now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.