Reflexiones finales

Resumiendo

Emprender no es sencillo para nadie, sin embargo hay circunstancias que facilitan o entorpecen el camino. Las personas emprendedoras lo son más por actitud que por el hecho de montar una empresa; podrías trabajar para terceros en una organización y tener espíritu emprendedor. Este no surge de la nada, es necesario cultivarlo y ponerlo en práctica.

Observar cuáles son los rasgos comúnmente emprendedores —adaptabilidad, ambición por la sostenibilidad y la autosatisfacción, tolerancia al riesgo, autoconfianza, perseverancia y responsabilidad— e identificarnos en ellos nos ayudará a saber si tenemos personalidad emprendedora y en qué áreas podemos practicar comportamientos que refuercen o profundicen en esos rasgos. ...

Get El libro rojo de las mujeres emprendedoras: Alertas y estrategias para el emprendimiento femenino now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.