Carl Honoré es un periodista canadiense que todas las noches contaba un cuento a su hijo de 2 años. Al pequeño le gustaban los cuentos largos, leídos despacio y con digresiones de papá. Pero Carl cada día tenía menos tiempo y buscaba cuentos cortos que se leyeran con gran rapidez. «¡Vas demasiado rápido!», se quejaba el pequeño.

Un día Carl Honoré leyó un artículo en un periódico que le aportó la solución. «El cuento para antes de dormir que sólo dura un minuto». Era lo que estaba buscando. Para no hacer perder tiempo a los padres, unos autores habían condensado una serie de cuentos de hadas en fragmentos de sesenta segundos. «Mi primer reflejo fue gritar ¡eureka!», confiesa Carl. «Sueltas de carrerilla ...

Get Las once verdades de la comunicación now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.