1.

La mente del principiante

Un directivo joven, muy seguro de sus capacidades y que había llegado a ocupar el cargo de vicepresidente un año después de entrar en la empresa, tenía una cita con el director general de la compañía. Quería saber, a través del director, qué tenía que hacer para subir al siguiente nivel. Tenía muchas ganas de conseguir un nuevo ascenso, y pronto.

El director general lo recibió en su oficina y le ofreció una taza de café. El joven directivo aceptó rápidamente y empezó a describir todos sus logros y todo lo que sabía acerca de la empresa. Quería impresionar. Le tendió la taza al director para que se la llenara de café, y este fue llenándola hasta que se desbordó y empezó a salpicar la alfombra.

Sorprendido, el directivo ...

Get Not Knowing now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.