«Nada ni nadie es capaz de sujetar el tiempo».

Mario Benedetti, La borra del café

La muerte de Diego Escalante provocó una profunda conmoción en la empresa. Juanma e Irene, como director general y directora de Recursos Humanos, se habían hecho cargo de todos los trámites y apenas habían tenido tiempo para ningún otro asunto. Poco más de 48 horas después del fallecimiento de Diego circulaban detrás del coche fúnebre. Aitziber les seguía despacio por la autovía, escuchando música, aquella melodía que tantas veces había oído junto a Diego, un réquiem en el que las voces graves se entrelazan con las agudas. Cuando tomaron la desviación del cementerio ...

Get Relatos humanos now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.