Enrique es padre soltero desde hace cinco años. En 2011 adoptó a Cristian con 9 años en México. Tener un hijo ha sido un anhelo constante en su vida y, tras varias relaciones fallidas, decidió ser padre adoptivo. Ahora lucha por sacar adelante a Cristian, inmerso en sus torbellinos emocionales.

Enrique eligió México por descarte. Había pocos países que permitieran a un hombre soltero prohijar un niño y encontró la horma de su zapato en la ECAI Profilia.

Fueron cuatro años de espera que a él se le hicieron cortos porque le auguraban muchos años más hasta la asignación. Por su edad y circunstancias, le correspondía un niño de 3 años en adelante. ...

Get Vidas unidas now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.