María y Pepe forman una familia con cinco hijos, tres biológicos y dos adoptados en España. Su generosidad les llevó a hacer hijos suyos a una bebé prematura y a otro con síndrome de Down.

Esta pareja estuvo siempre de acuerdo en que querían adoptar a un niño con alguna discapacidad: «queríamos enseñarle al mundo que no son tan diferentes». Cuando empezaron el proceso no descartaban la posibilidad de prohijar a un pequeño con síndrome de Down. De jóvenes habían trabajado con ellos —ambos pertenecen al sector sanitario— y sabían que «eran una riqueza y estaban muy mal valorados en la sociedad. Nos dijeron que no siempre había niños de estas características, ...

Get Vidas unidas now with O’Reilly online learning.

O’Reilly members experience live online training, plus books, videos, and digital content from 200+ publishers.